9.24.2008

Bienvenido al mundo NORMAL

Las verdades iban sucediéndose una tras otra y encajando en mi rompecabezas de manera magistral. Era como si me hubiera robado las preguntas del examen de matemáticas.



Me he hecho adicta a las hermosas tertulias con almas gemelas que – aún con distintos puntos de vista – nos retroalimentamos de guerras ganadas y pérdidas como bien lo parafrasea en una nostálgica melodía el colombianísimo Jorge Villamizar: "¿Quien pudo ser tan ciego para chocar de frente contra el fuego como mariposa. Quien pudo ser tan loco para cambiar el sol de la mañana por la llama. De un fuego cualquiera, de un fuego, de un fuego, de un fuego cualquiera?"...

Hablamos de todo, que el trabajo, que la animadversión a los jefes, que la familia, que la ropa. Entre tapas y sendas limonadas frozen aparecen como intrincados ases bajo nuestras mangas: nombres, circunstancias junto con eruditas preguntas y cuestionamientos: ¿Acaso la habrá olvidado? ¿Podrá esperarme? ¿Por qué dijo eso? ¿Por qué ahora me toca así? ¿Me buscará? ¿Se decidirá?

Las miradas iban y venían. Particularmente tengo mi propio planeta de interrogantes. Lo curioso es que -hasta hace unos años -ninguna de éstas se atrevía a posarse por mis días. Y no era tan feliz como debía ser. Hoy que tengo dudas para regalar, tampoco lo soy. Porque como ya me lo dije - mientras me miraba el espejo aplicándome en la cintura la crema que prometía la reducción ipso facto de medidas – “Ya no tengo ganas de jugar. O más bien sí, pero con una sonrisa tatuada. Aunque suene la más ñoña y me considere también la más mazoca”.

Coincidí con una de mis queridísimas compañeras del Chiringui acerca de una teoría del amor que se sustentaba en tres pilares: EROS (pasión) FILIA (amistad) AGAPE (ternura). Mientras ella lo escucho en un taller de parejas, yo lo hallé en Internet. Juro que lo tengo como una suerte de mantra y casi todos los días recalo en ese texto. Lo considero como mi bálsamo. Mi mejor disipador de la ansiedad responde a un nombre: Walter Riso. La revelación de sus enunciados iba navegando por mí y me exploraba al tiempo que me regalaba sendas hojas de ruta para descubrir la bendita y bienamada: solución.
NOS HAN ENSEÑADO QUE LA ESPERANZA ES LO ÚLTIMO QUE HAY QUE PERDER, PERO EN EL AMOR A VECES ES LO PRIMERO QUE HAY QUE APRENDER. MATAR LA ESPERANZA ES ENCONTRARSE A SÍ MISMO

¿Existe algo más hermoso y cierto? Pero las verdades iban sucediéndose una tras otra y encajando en mi rompecabezas de manera magistral. Era como si me hubiera robado las preguntas del examen de matemáticas.
SÍ EXISTE EL MIEDO AL COMPROMISO, PERO ESO NO TIENE POR QUÉ ESTAR RELACIONADO CON EL EGOÍSMO SINO MÁS BIEN CON EL MIEDO A EQUIVOCARSE O CON EL MIEDO A PERDER LA LIBERTAD, QUE ES LO QUE LE OCURRE A LAS PERSONAS ESQUIZOIDES*

No lo podía creer. Esas respuestas las busqué por tanto tiempo y ahora estaban aquí para mi. Y no eran frases de consuelo o las típicas clichés. Eran certidumbres científicamente probadas. Y lo mejor, coincidían con lo que me sucedida.
EL AMOR NO SE OBLIGA NI SE PIDE NI SE MENDIGA. SI ALGUIEN DUDA DE QUE TE AMA, NO TE AMA. SI ALGUIEN TIENE QUE PENSAR SI VALE LA PENA ESTAR CONTIGO O NO, TE ESTÁ DE ALGUNA MANERA COSIFICANDO PORQUE EN REALIDAD UNO PIENSA DE ESA MANERA CUANDO ESTÁ COMPRANDO UN PISO O UN AUTOMÓVIL.

¿No será que lo mío, como lo refiere el argentino Walter Riso, es testarudez crónica?
APRENDER A PERDER SIGNIFICA DECLARARSE EN QUIEBRA AFECTIVA, CERRAR EL NEGOCIO PORQUE NO DA PLATA. BIENVENIDO AL MUNDO DE LOS NORMALES.

Este último enunciado, hace que el alma me vuelva al cuerpo. Estoy de vuelta progresivamente al mundo normal. Y eso me da mucha paz. Terminamos de disertar y me quede algo dispersa. Como siempre. Esta vez no había excusa. Pensé y me dije al abordar ese precioso chevvy cavalier que emulaba un taxi: ¿Que disculpa habría de inventarme para continuar con ese circuito para nada ya mágico? Porque cuando te enteras de la realidad de las cosas, pierden su cuota de benevolencia y hasta de maldad para dar paso a una infinita tristeza.

Hasta ahora lo pienso. El afecto de mi vida me abordó en un momento en el cual no me encontraba lista y no quería ningún compromiso permanente. La emoción intrépida me alcanzó en un momento donde todas mis ganas se concentraban en concretar una dualidad con proyectos de vida. Lamentablemente, ninguno de estos dos caminos – los más importantes hasta ahora – han sintonizado con mi forma de sentir, de ver la vida, de creer, de ser.

Sé que mi devaneo tendrá que terminar. Quizás más pronto de lo que imagine. Y es que muero porque se detenga la montaña rusa, bajarme, respirar y comenzar a vivir una nueva emoción. Y poder gritar a los cuatro vientos, todo lo que no puedo. Dejarme ser. Creerme la historia completa y saber que esta vez no hay juego de por medio. Saber que no tengo todas las de perder, sino mucho que ganar.
EL AMOR ES HACER EL AMOR CON LA MEJOR AMIGA O EL MEJOR AMIGO.

8 comentarios:

Giancarlo dijo...

Chevys de mierda: la otra vez casi me mato en uno de ellos... De retorno al mundo de los normales, o sea al planeta de los problemas, creo que la flor se ha dado cuenta adonde lleva el viento. ¿Se dejará abatir? ¿O sobrevivirá como tantas otras especies?

Ay, niña, ya llegará la respuesta en la mirada de un hombre insufrible.

Organza* dijo...

Jaaa!! No sabia que el mundo normal estaba repleto de problemas, es decir ... problemas y cosas lindas no? o mejor cosas razonables COHERENTES Jaa!! Eso es!! Estoy de retorno y sin escalas y ya no se me hace necesario jurarselo a nadie excepto a mi =)

Besos a Edith también!

Jus dijo...

Yo creo que lo maximo es que esa persona a quien amas se convierta en la mejor amiga que tenemos, en el padre o madre que nos falta, en el hermano o heermana que nunca tuvimos...creo q esa persona a quien amamos se convierte en un instante en todo y compartes el hermoso silencio con ella y sabes que es la elegida , aunque sea por un instante...cuidese...

eme dijo...

"Era como si me hubiera robado las preguntas del examen de matemáticas", ¡es genial! ¡Me encanta! Qué sería de nosotr@s sin nuestras charlas metafísicas con l@s amig@s. Entonces, en vez de quejarnos de lo voluble del mundo, lo haríamos por aburrido. Vivir nos hace crecer. Crecer nos hace más sabios, quedémonos con eso. Un saludo desde Madrid ;)

Organza* dijo...

Jus coincido contigo, creeme! Cuidate un cielo, sigue siendo tan caballero, tan acusioso en tus apreciaciones, pero sobretodo sigue siendo tu =) y que esa persona no solo llegue a llenar un instante, sino muchos y mass!

Abrazoss!!

Organza* dijo...

Eme de mi vida!! Esas charlas convertidas en lamento, en alegoria, en juramento reiterativo.. Sii ahora estoy disfrutando muxo mas de eso =)Y aunque siento k me robe esas preguntas, no se muy bien k hacer con ellas, creo k igual reprobe el examen =S

Abrazoss Reinaa!!

Marina-Emer dijo...

Has entrado a mis
"ESPIGAS DEL almaIII"por primera vez,y lo has hecho de una forma como si me conocieras desde hace mucho
tiempo,dejando cariño y apoyo con tus palabras,No sabes como te agradezco la visita y además me has dejado comentario en dos entradas.
Desde mi alma te abrazo por lo que tú pasas,lo siento.
Con mucho cariño un abrazo amiga.
Marina pastor

Organza* dijo...

Marina, gracias xk tus palabras llegaron como caidas del cielo, ciertamente cuanto uno puede ayudar sin saberlo, una vez más gracias =) y felicitaciones por tu blog, es realmente un espejo del alma

Abrazos!