5.02.2009

NO APTO PARA WORKAHOLICS

¿Hasta que punto nos podemos enganchar en el trabajo? Estar desde las 07.30 hasta las 21.00 dentro de una oficina. Entrar con un sol esplendoroso y salir de noche. ¿Será cierta la necesidad del vivir para trabajar?



Hoy primero de mayo es declarado Dia del Trabajo. Por ende Dia feriado. Emulando a Dios en su séptimo día procuramos no hacer nada nada ligado a lo que se remite a laborar. Por mi parte me levante tarde di vueltas por mi cama. Salí a correr - al menos lo intente - Y luego me entregué a escudriñar por la web. Navegue por sitios inhospitos. Sitios boundages. Lo acepto. Aterrizé en portales tan fashions como elle o vanidades hasta los informativos. Uno de ellos precisamente hablaba de lo que muchos de nosotros podremos ser o - lo peor - somos: Workaholics.

¿Hasta que punto nos podemos enganchar en el trabajo? Estar desde las 07.30 hasta las 21.00 dentro de una oficina. Sin distracción mayor que el mp3 de 180 canciones que gira tres veces completas durante todo el día. Entrar con un sol esplendoroso y salir de noche. Según los psicologos, los más propensos a caer en las garras del vivir para trabajar son aquellos que necesitan cubrir vacios emocionales. Pues, de haber un impulso ajeno al ámbito profesional, siempre el individuo encontrará el momento oportuno para decir ¡Basta! ¡Me voy a casa!

Sin duda, una persona requiere de un tiempo y espacios para recargar baterías creativas y sentimentales; dinámica que se torna imposible para un workaholic. No importa cuánto nos guste nuestro trabajo, todos necesitamos desintoxicarnos de la oficina. La única manera de conseguir esto, obvio, es alejándose de ella. Pero ¿Qué ocurre cuando el mayor de nuestros placeres se encuentra precisamente alli? Hace un par de años mientras me arreglaba para salir, siempre, ponia una canción en especifico: Slave to love de Bryan Ferry. Y me encantaba buscar un video en particular. Creo de uno u otro modo las personas somos "seudos esclavos" de nuestras ambiciones sin quererlo. Por inercia nos vemos envueltas en estas espirales.


Espirales que a veces pueden ser de trabajo. Otras - y para mayor felicidad - no. Debo confesar que antes me divertía mucho más. Prepararme con la malicia adecuada para sorprender. Para bailar de a dos. Para bailar frente a uno. Ensayando juegos del si del no. Olvidando horarios para engancharme en perfectos encuentros. Inventado excusas para salir de noche y llegar con el reloj marcando am. Descubriendo sensaciones insospechadas e inéditas. Quizas sea por ello el magnetismo que tuvo en mi. Tal vez ahi radique el por qué me costó tanto cerrar la puerta.

Se podría decir que me rehabilite. Pero a veces las adicciones son reemplazadas por otras. Como decia el grandioso Robert Palmer: Adiccted to love. Adiccted to work. Quedamos en que ni lo uno. Ni lo otro resulta saludable. Estamos que lo mejor es ubicarnos en el espacio. En el tiempo. Mirar con normalidad. Y serenidad. Regulando horas lógicas para trabajar evitando caer en este mal de los nuevos yuppies del S XXI. Demos un giro a la historia para tener una vida. Una real life como dirian en algun reality de por ahi. Por cierto ¡Feliz Día del Trabajo!

FETICHE: No salia de mi mente hasta que decia un ¡Hello Stranger!

9 comentarios:

Domingo dijo...

Yo soy adicto a leerte, querida Mirella. Esa es una adicción saludable, ¿no? ¡Je,je,je! ;)

Organza* dijo...

Por supuesto que si! Do! Jaa! Sabes? Yo creo que todos debemos vivir una pasión asi una emoción borderline si se quiere para despues de todo - que es asu! - podamos decir: Ahora quiero hacer las cosas bien =D Insisto yo me he rehabilitado te juro =)

Te sigo Te leo y descubro mucho en tus textos*

Abrazos mil Do

La Vaka dijo...

Mi querida en tu texto mencionas cosas acerca de personas como yo, y sabes creo que es muy cierto, en lo particular te puedo decir que ahora que te leo me doy cuenta que de un tiempo para acá pretendo hacerme adicta al trabajo porque tengo huecos grandes, emocionalmente hablando que tengo que llenar de alguna manera y esa es TRABAJANDO....

Creo que tengo que empezar a trabajar en ello...

Un beso guapa!!!

Organza* dijo...

Vaka =)

Sufrimos del mismo mal .. y como diria el poema de Reir Llorando: "El carnaval del mundo engaña tanto,
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto,
y también a llorar con carcajadas" Hasta que aparezca el motor de nuestros afectos seguiremos dedicadas al trabajo PERO con moderación =) O de lo contrario meternos a clases de BAILE CON TUBO hoy escuche que es buenisimo y ayuda a llenar vacios osea .. POR QUÉ NO?

Abrazos Vaka de mi vida!

Giancarlo dijo...

Es una huevada, carajo. Estar ahí sentado, sin que tus jefes promuevan tu creatividad, o que te motiven. Están más cuadriculados que mis otroras cuadernos de matemáticas.

Yo, por ejemplo, cuando me siento atosigado, huyo de la oficina. Me doy una vuelta a la manzana, observando a mucha gente, que también debe estar haciendo lo mismo que yo a esas horas.

¿Algún problema?

Besos, Mire.

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Prefiero ser un lifeholic ^^

Organza* dijo...

Fer!! NO PUEDO ENTRAR A TU BLOG PORQUE???? OSEA PORQUE??? =S ..

Organza* dijo...

Gian de mi vida =)

Te felicito x tu RE Conquista!! CUIDALA y respecto a lo otro .. Ya no seas lloron jaa!! Te adoro =)

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Por que lo cerré querida. Por eso ^^