9.25.2007

ARBUCIAS, MATANZA Y DESFALCO

El final de una triada que trajo abajo un país que aún llora sus 2113 muertos y desaparecidos durante el periodo del ahora extraditado ex presidente Fujimori.

Alberto Fujimori Fujimori. Este nombre evoca uno de los capítulos más dolorosos de la historia nuestro país. La presencia de este menudo hombre de casi de 70 años exacerba el dolor de aquellas madres, padres y hermanos de los 9 estudiantes y un profesor asesinados en la Universidad La Cantuta.

Su mirada oriental e imperturbable desafía el llanto de las viudas e hijos de las víctimas de la matanza de Barrios Altos que - a punta de ráfaga abierta - fueron abatidos y condenados a un abrupto final a manos del grupo Colina.

Esa mañana del 21 de setiembre, los gritos a voz en cuello de los familiares de los muchos desaparecidos, que tras quince años reclamaron ¡Justicia! se desvanecieron. Esta vez la alegría sobrecogía cada una de esas vidas. Finalmente, aquella inalcanzable mujer de la balanza y venda en los ojos los escuchó y respondió.

La Corte Suprema de Chile concedió la extradición del ex presidente Alberto Fujimori por siete de los 13 casos que el Estado peruano había presentado. Dos de ellos, que fueron aceptados por unanimidad, están relacionados a la violación de derechos humanos y los otros cinco a la corrupción durante su mandato.

A continuación, la secuencia de delitos por los que será procesado: Matanza de Barrios Altos y el de La Cantuta, Allanamiento de la casa de Montesinos, Congresistas tránsfugas, CTS de US$15 millones, Dos casos de crímenes cometidos en los sótanos del SIE, Interceptación telefónica y la manipulación de los medios de comunicación.

¿LA PROFECIA TIENE CARA DE MUJER?
Sin duda, las apuestas por cuál será el destino de Fujimori – desde ya – empezaron a correr. Y es que independientemente de la extradición – oleada y sacramentada – se barajan varias versiones del “último capítulo” de este culebrón, como bien lo dijera Jaime Bayly en su programa en acertada conversación con Augusto Álvarez Rodrich, director del diario Perú 21.

¿Por qué no pensar en una severa descompensación física del ex mandatario? Éxito asegurado. Esta situación lo pondría en el cuarto de una cómoda clínica A1. ¿Y qué hay del asalto de locura, delirio de persecución y/o demás desvaríos psiquiátricos? Urgente cambio de rutina, de espacio, de contexto ¡de todo! Este hombre se muere, diría su diligente abogado César Nakasaki.


Sin embargo, seamos optimistas. Fujimori pasará el final de los años que le quedan tras las rejas y pagará uno a uno cada crimen cometido. A no ser que se cumpla cierta profecía totalmente delirante.

“Ascenderá al trono una rolliza mujer que años atrás era abucheada al ritmo de la arenga: El pueblo tiene hambre y Keiko está muy gorda. Dueña y señora de una expectante nación, a punta de carcajada feroz, sacará el As de la baraja. Aplicará el derecho que le asiste de ejercer la ley del indulto. Ajá. Así la reina sacará a su vapuleado progenitor de la insufrible prisión. Lo cuidará, lo mimará, lo alimentará y nuevamente la noche caerá sobre nuestra ciudad”.

No hagan caso. Purita fantasía blogeriana y locura vespertina ¡Habráse visto tamaña lisura! Si hasta Nostradamus debe estar vociferando desde su tumba. Total sabemos que nuestro país aprende de sus errores. ¿No es verdad Alan? Obviamente. ¿Alguna acotación al respecto?

4 comentarios:

Alunor dijo...

Bien Mire, pero no hay que ser muy optimistas, ya que el fuji estará encerrado en una carcel dorada, cuarto alfombrado, agua (caliente y fría), luz, tv plasma con cable (Direct tv), comida, cama, celular, pc (con internet), etc, etc,etc... no sigo porque me indigna que en un país donde la mayoría no sabe del agua potable o no tiene un pan que llevarse a la boca, el cuatrero pueda gozar de tantas comodidades.

Organza* dijo...

Mi rey! Para k te digo k no si SÍ. Pero alucina k Keiko asuma la presidencia y obvio tiene la facultad de brindar la anmistía al Chino.. Nooo! Y ahi si! Como dice Autori: la caiyada!!!

Te adoro mi Ale Ale!!

Anónimo dijo...

Gitanilla, gitanilla como profundos son esos ojos negros azabache, así de fuertes e intensos , pero al mismo tiempos cálidos son tus palabras.
Buena Gitania y ¡ Ole Ole y Ole!

Giancarlo dijo...

Je,je,je. Acabo de leer la segunda o tercera noticia desde que el bien y mal odiado Chino llegó al Perú por la vía de la fuerza diplomática.

Si lo van a encarcerlar por haber permitido todo este tipo de atrocidades, creo lo mismo podría ocurrirle a mucha gente que aun anda suelta si no los hubieran investigado y atrapado ya.

Este circo tiene para rato.

PD: Buena, Mire.