11.14.2007

TOTOTE

Hoy los ochenteros de corazón revivirán toda una época plagada de Rossanas, Holyannas y mucho I'll Supply The Love.


Estaba en el último ciclo de la universidad. Sentada en esa impresionante mesa de conducción, con enormes audífonos y un micro al frente. Estaba nerviosa y el momento había llegado. El guión de nuestro programa de radio así lo decía. Entrada: Hold the line/Toto. Y fue cuando el piano de Steve Porcaro retumbó en mis oídos y la inevitable emoción delató mi voz. Prácticamente grité: “¡Con ustedes Toto! Encandilando a los amantes de los 80´s”. Y Oswaldo soltó parte de la canción.

Lo juro, me sentí una estrella. Toda la energía de la batería de Jeff Porcaro junto la delirante guitarra de Steve Lukather se concentró en esa sala. Y yo quería llorar. Rápidamente leí la noticia relacionada con el grupo y – hasta hoy lo recuerdo – al mismo tiempo pensaba: “¡Wuauh adoro a Toto¡”. Es decir, mil veces había ensayado emular la rabiosa voz de Bobby Kimball y frente al espejo improvisaba una atarantada coreografía de Hold the line. Y en ese instante era como si parte de esa alucinante fantasía se convirtiera en realidad.


Ese programa fue uno de los mejores del salón. Tuvo de todo. Una buena estructura, reportajes precisos, entrevistas interesantes, anécdotas para reír, una coordinación de lujo y mucho trabajo en equipo. Sin embargo – y particularmente – sentí que ese magazín cultural tenía mucho de mí. Sería quizás porque la mayoría me auguraba un futuro profesional en el ámbito cultural del periodismo. O tal vez porque – secretamente – conducir ese espacio me había permitido concretar dos anhelos: entrevistar a la actriz de teatro Rebecca Ralli y hacer estallar los parlantes con uno de mis grupos preferidos, Toto.

Evoco este recuerdo y le doy continuamente play al youtube - http://www.youtube.com/watch?v=9f-cEM1l7Ks- porque hoy se presenta Toto en Lima. Cerca del 90% de las entradas ya fueron vendidas y aún me queda la esperanza de pagar mis 50 dólares y alcanzar ese 10% de posibilidad. Porque bailarle sugerentemente a Bobby Kimball y cantarle voz en cuello: “Hold the line, love isn't always on time, oh oh oh”, no es algo que se viva todos los días y menos en nuestro país.

4 comentarios:

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Seeee igual Toto esta bien, no es mi favorito pero tienen buenos temas ^^

Les debe haber quedado bien el programa. Recuerdo cuando tuve que hacer un radioteatro e hice una de terror ^^

digler dijo...

me gustan algunas canciones de toto,y aunque no ire a verlos, el que se presenten en lima deja la esperanza que vendrán (en algun momento) otras bandas importantes

Organza* dijo...

Viste Fer! k esas épocas de universidad son las más ricas porque a pesar k te juegas por una nota no existe - de forma tan explícita - la tan mal entendida "competencia laboral", la cual a mi modo de ver no tiene nada k ver con la exigencia y calidad del trabajo =)

Radioteatro Euch! Nunca lo hice pero aquí una radio todos los fines de semana dramatiza varias obras como Los Miserables, Rojo y Negro, El Corazón Delator, El Quijote de la Mancha.. Y no sabes tienen mucho éxito! Y conociendo cómo escribes no dudo que ese guión tuvo de TODO!

Besos!

Organza* dijo...

Dig! Bueno ayer estuvo Bjork! Osea Bjork sabia de la existencia de Perú? Eso es un buen síntoma.. Yo solo espero k venga la Banda de la Ñoña, con maritraca con su andar vaquero, el burrito tabanero y el ingenebrio! Pago TODO! por verlos juntos y revueltos jaaa!!

Besos!