2.03.2009

POST - APPLE NIGHT


Esta brainstorm responde a un efecto post Apple Night. Una donde no fui la más perfecta. Tampoco la más lúcida. O coherente. Olvidé fechas. Me reí mucho. Demasiado. Me precipité. No me importo no contar con "el make up". Ni ir prolijita. Solo me permití disfrutar.

Estoy aqui porque muero por escribir. No de moda. Nada de tendencias. Ni propuestas de modelos sofisticados. Estoy aqui porque - gracias a Dios - adoro escribir. Porque aún me falta un 10% para terminar un trabajo pendiente. Pero creo que lo más complicado ya pasó. Despues de casi tres semanas de una intermitente tensión. Recién puedo sentarme frente a la pc y percatarme cómo me siento. Resulta curioso. Pero lo que a veces empieza como un juego termina convirtiéndose en algo más. Que ya no te roba una sonrisa cómplice. No. Al contrario enhebra mil situaciones. Todas complicadas. Para finalmente aceptar que te jaquearon la partida.

Mientras eso ocurre. El telefono es portador de erroneos mensajes. Y descartadas llamadas. Una más insufrible que la otra. Y es en este punto que volteas la mirada y tomas nota de todo lo que viviste. Experimentaste. Sonreiste. Alcanzaste. Amaste. Arriban a tu mente frases que jamás olvidarás. Situaciones que te convirtieron en la más feliz del planeta. Sabes que ninguno de esos sonidos de celular te podrá remitir a esa condición. Excepto quizás una.

Esta suerte de brainstorm responde a un efecto post Apple Night. Una donde no fui la más perfecta. Tampoco la más lúcida. O coherente. Olvidé fechas. Me reí mucho. Demasiado. Me precipité. También. A pesar de que no estaba como en algún momento me visualicé. Olvidé eso. No me importo no contar con "el make up". Ni ir prolijita. Solo me permití disfrutar. Conocer. Observar. Pero sobre todo. Descubrir. Que mi curiosidad no era más que un pretexto. Que aún albergo la posibilidad de creer en mis afectos. Que el extravio solo era una mera sensación.


Sin embargo. Como todo. Como siempre. Si tu vas por el camino de la derecha. El otro puede estar cruzando el izquierdo. Atentos. Pues en este preciso momento se genera la batahola del: Vengo - Vuelvo - Me pierdo. Ahora que tengo un trabajo el cual me encanta. A veces me enloquece. Una perfecta familia disfuncional. No todo siempre va bien. Siguen llamando a la puerta equivocada. Con amigas y amigos que son un Sol. Además que mi instinto maternal fluye a diario con dos niñas. Y un look de 24 años. Todo va bien. Pero siempre detecto una salvedad.

Con casi 29 puedo decir que tengo casi todo para ir tranquila. Excepto porque ese estado y yo siempre hemos reñido. Y mi espiritu por inmiscuirse en lios siempre sale a flote. No obstante. Esta vez intentare - como siempre - no hacerlo. Más por miedo que por ausencia de ganas. Miedo de nuevamente escribir una recurrente historia con un final que - ese noche - me la describieron cuatro veces. Todas distintas. Apasionadas. Con un comienzo. Desarrollo. Punto final. Solo Dios sabe que no estoy lista para ser la número cinco. Sino aparcar en mi número tres. Escribir esa historia y respirar.

PD. Quien quiera saberme feliz. Sírvase a obsequiarme este 12 de febrero esa dádiva de aguita que huele buenisímo jaa!! =)

3 comentarios:

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Te extraño Organzita, se que anda ocupada pero dese un tiempo para visitar a los amigos ciberneticos de ven en cuando (me refiero a mi en especial XD)

Organza* dijo...

Fer de mi vida! Y pensar que siempre sere ur HOT NURSE 4 ever and ever =)

Se le quiere ya?

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Wow con eso ya me quedo feliz ^^