3.06.2009

SI VAS AL GYM

Agua para el cabello. Piernas. Espalda. Cara. Que todo va BURN! en ese cuarto de madera y bambú


El Sauna. Exquisita tentación que ausenta la respiración. Hace sudar una y otra vez. Poniendo todos los cuerpos super Hot turn to left. Hot turn to right. Up & Down. Obligando a tomar agua de manera sencillamente desbordante. Agua para el cabello. Piernas. Espalda. Cara. Que todo va BURN! en ese cuarto de madera y bambú. Donde cada pieza guarda un vendaval de secretos y confesiones. No es poco. Si sabemos que todas las concurrentes son: Mujeres.

Tumbada en el delicioso calor. Con poco aire. Casi casi desmayada. Pude escuchar una conversa que realmente me hizo ver las cosas con más claridad. A pesar que el sudor -si nuevamente él - empañaba copiosamente mis ojos.
- Sabes? Ceo que dejaré de venir al gimnasio. Total ya sabes lo que dicen por ahi. Para qué invertir en el gym si tienes noches de juegos ejercicios ¡noches qué noches!aseguradas todos los días. Y ahora que regresé con el Piturri, pues no pienso dejarlo tranquilo. Y lo que sí ahorrar bastante para otras cosas.

RISAS RISAS RISAS RISAS RISAS RISAS RISAS RISAS RISAS RISAS

Quizas gracias a esa infidencia escuchada de casual, entendí por qué habian mujeres que se excluían de toda la rutina de ejercicios para aplicarse - de frente nomás - unos cuantos minutos de sofocación en el sauna a vapor. Mientras que otras, si pues, debemos someternos a toda la rutina: calentamiento - trabajo de acción - relax - y a medias - porque con esas conversaciones ¿Quién puede relajarse? E ir con la mente tranquila a casa. ¡Nadie!

Para quienes no pueden escoger entre una tarde de saunita o una noche divina. No os preocupeís. Una tanda de 30 min en el sauna resulta sencillamente incomparable. Además que corre por cuenta propia. No olviden que para ir a buen recaudo lleven su ipod mp3 o usb. Suban el volumen y olvídense de todo todos y todas.

Más pronto de lo que imaginan - probablemente - estaré viendo a la novia del Piturri pagar una membresia por seis meses y con personal trainer incluido. Suele suceder con más frecuencia de lo que creen.

4 comentarios:

Domingo dijo...

Cómo te mimas, ¿eh? No, si tonta no eres. ¡Je,je,je! ;)

Karla dijo...

ups!
pues yo ni gimnasio ni noches sexosas...mmm, creo que necesito actividad física y no nomas el sauna jejeje

digler dijo...

si quieres salud,pues de una y otra en la frecuencia que más se te acomode, y si puedes, las juntas de vez en cuando...

Toledo dijo...

Linda, hace tiempo que no me daba una vuelta... mil perdones, pero me alcanzó la vida sin piedad. Ya habrá tiempo de contarte. Por ahora sólo un gran abrazo (mmm, despues de meses intensivos de entrenamiento finalizados, no sé como invertir energía.. ni con las patadas voladoras que aprendí a hacer en mi gimnasio inventado en el patio, jaja)