9.07.2009

¡FUERZA TIGRES!

Nunca habia posteado nada referido a mi trabajo. Hasta hoy.



Esta canción - ADELANTE de Naiaira Ruiz - la escuché en una ceremonia del Ejército del Perú. Me llamo mucho la atención. Por la letra. Por su fuerza. Sin embargo la dejé ahi. Se quedó en ese momento. La he vuelto a escuchar hace minutos con imágenes - que en estos momentos - afectan a todos los peruanos. La insanía de cobardes grupos narcoterroristas acaba acribillando sin piedad a los soldados peruanos que luchan por la pacificación de la zona del Valle de los Ríos Ene y Apurimac. Este territorio de dificil acceso que - corresponde a los departamentos de Ayacucho, Junín, Huancavelica y Cusco - se encuentra infestado por delincuentes que en aras del narcotráfico termina azuzando a los pobladores con el objetivo de servir a este mal genocida que amenaza con hacernos vivir más momentos de dolor.

La década de los ochenta del Perú estuvo marcada por apagones coches bombas y mucho miedo. Aún recuerdo cómo tenía que mentir acerca de la profesión de mi papá. Recuerdo la angustia de mi mamá cuando él se ausentaba por semanas. Y yo no terminaba de entender por qué. Las llamadas de escasos segundos reportando un estoy bien. Ahora papá está en casa. Lejos de la zona de batalla. Y duerme a escasos metros de aqui. Muy cerca de mi. Y puedo respirar. Por eso entiendo la incertidumbre de las familias. Mas nunca he experimentado el dolor.

Hoy fui testigo de ese maldito dolor. De voces entrecortadas. De indignación. De desconcierto. De lágrimas. De muchas cámaras de tv pugnando por saber qué sucedio. De miradas extraviadas como la mia. Con ganas de cerrar los ojos y no ver ese resultado. Banderas peruanas cubriendo feretros. Y aquella tonada fúnebre que nunca nadie quiere escuchar. Hasta ahora el saldo de soldados peruanos que han dejado su vida en la zona del VRAE asciende a 40. Con 17 ataques narcoterroristas en nuestro haber nos quedamos sin respuestas valederas ante tantos cuestionamientos.

Leía hoy: "No, no quiero morir así. Al menos denme un fierro (fusil) para morir defendiendo a mi patria". Estas fueron las últimas palabras del mayor FAP Jorge Sánchez Pérez, copiloto del helicóptero del MI-17 derribado en Sinaycocha - zona del VRAE - el miércoles 02 de setiembre. Junto con él, dos militares más fueron acribillados despiadadamente por estos mercenarios. Quienes lograron escapar detallan cómo fueron los hechos. Cómo el calor del día y el frío inclemente de la noche curte a nuestros soldados para seguir combatiendo en una lucha sin igual. Todo por el paz del Perú.

Como lo mencionaba nunca antes había escrito nada respecto a mi labor de periodista en el sector Defensa. Sin embargo el silencio de tres hombres me inducieron a cuestionarme muchas cosas. El silencio de tres hombres que visten y vistieron el uniforme de las Fuerzas Armadas del Perú. El gesto de uno de ellos coincidió con el que emitió mi papá al contarle los pormenores del ataque.


Estos son nuestros TIGRES que luchan dia a dia por la pacificación del país y erradicar a los genocidas narcoterroristas.


Puedo inferir que cuando se está acostumbrado a vivir con la muerte rondando la impotencia se difraza de silencio. Por todos aquellos "tigres" que en estos momentos cargan un fusil en las zonas más alejadas del Perú. ¡Fuerza Valientes!

6 comentarios:

Pumpkin dijo...

Sí, Mire, lo lograste [operaciones psicológicas chica]... en realidad cuando llegué del VRAE estuve unas semanas así como tú, luego d asistir a ese penoso episodio de despedida... fuerza tigres... al igual q tú, jamás d los jamases hablaba d mi trabajo... lo subiré al facebook ya! te kiero mi Mire!!!

Domingo dijo...

Pues espero que no sea la última vez que hables de tu trabajo, querida Mirella, porque es buena cosa dar voz a los que no la tienen y poner sobre el tapete la cruda realidad, esa que no ocupa portadas ni telenoticias en prime time. Gracias por dar testimonio y poner la lupa sobre esto. Es un ejercicio honesto y verdaderamente hermoso, aun con todo su dolor.

digler dijo...

al margen de ser una lucha desigual (que lo es) lo peor de todo es que muchos de ellos encuentrar el rechazo de quienes se esmeran en defender los derechos humanos de los criminales que asolan el país.

un país sin memoria está condenado a repetir los mismos errores, así que ya tengo una idea de lo que nos espera...

Organza* dijo...

Mi MIDORI SAN! Si psss es algo asi como tomar real conciencia del mundo donde vivimos, y la verdad no podemos estar ajenas a todo eso.. nosotras que lo conocemos cara a cara .. tan de cerca y si hay algo de verdad en todo es que estos chicos que pelean en el VRAE se merecen todo el respeto del mundo por tan valiente labor... Yo te adoro mi Señora de Valdez =)!! Ya te cuento la sesion de karaoke con la Kusi y Angelu =)

Organza* dijo...

Domingo! Es cierto la cruenta guerra ya sea dentro del oais como fuera de nuestras fronteras trae el mismo costo: muerte y dolor. Realmente no pude no postear esta situación de indignacion por la insania de propios compatriotas que sin piedad acaban con no solo una vida sino miles .. Y aunque fuera una que derecho tienen ellos a sembrar el dolor en un país? Todo por el vil metal ... Realmente que pasa en este mundo?

Abrazos Do de mi vida!

Organza* dijo...

Dig .. tienes mucha razón a veces los verdaderos moviles de poderes estan escabullidos en seudo organizaciones de DDHH que quieren tapar el sol con un dedo y enjuiciar a quienes ponen el pecho por que ellos pueden dormir en paz en su king size .. Injusticia es el segundo nombre de nuestro país .. al paso que vamos =S