1.14.2012

ZONA ULTRAVIOLET




No sé cuan tarde pueda ser para convertir este 2012, en un año especial. Considerando que recién vamos en sus 13 primeros días. Tal vez sea precipitado considerarlo como ordinario. Total, nadie sabe que vaya a suceder mañana. Y según TNT, ahí radica la magia de vivir.

Tengo 32 años, una agenda pequeña - demasiado para todas las cosas que se me ocurren - & muchas ganas - aunque se lea a cliché - de cambiar el rumbo de este inicio. ¿Me pregunto que hago aqui? En un espacio que ya no lo siento tan mio - solo me llega puro spam como comentarios & todavía spam de enlarge ja! - Este blog debería odiarme por haberlo abandonado tanto tiempo. Por haberlo usado solo para buscar otros blogs. Y dejar de lado la mistica de sus inicios. Porque aunque ni yo misma lo crea, en algún momento la hubo. Aqui dejé muchas de mis esperanzas y fantasías. Mucho de mí.

Ahora no sé si sea por la falta de espacio en mi agenda que estoy aqui. No lo programé. Tampoco lo viasualicé bajo la ducha - como hago con mis pendientes por general - Pero hoy al no contestar el celular, sentí que necesitaba tiempo para reencontrarme. Para preguntarme: "Hey, ¿Cómo vas". Y me doy cuenta que no pude llegar a mejor lugar. A zona más segura que la mia.

Los viernes 13 por lo general están asociados a los días para el olvido. No diré que el de hoy fue ni pésimo ni grandioso. Pero desde el momento que me encuentro aquí, ya resulta especial. Ahora que lo pienso, este espacio tiene tanto de mi, que en mis ganas de vivir & correr, me olvide de mi. Aunque suene contradictorio.

Mis días han pasado - muchas veces - supeditada a escuchar a los demás. A trabajar. A pensar en planes. A escuchar planes ajenos. Escuchando respiraciones o palabras que me sabian a nada. A estar en salas y autos intentando encontrar algo. Algo que ni yo misma sé qué es. ¿Será que a estas alturas ya debería saberlo? Y no es que vaya sin brújula, no. Solo que necesito conectarme conmigo, y solo conmigo.

Acabo de terminar una conversación y ¿saben? A veces tengo la sensación que igual que en el facebook - como si no fuera suficiente - la gente - a mi pesar querida - tiene la insana mania de comentar todo lo que harán el fin de semana. Y con lo siguiente confirmaré mis ganas de mi: "¿A quién le importa?" Cuando yo era muy feliz, estaba tan comprada por el tema de vivir cada momento, que no tenía tiempo de publicarlo.

Viste, Mire, es tiempo de ti.





4 comentarios:

niña imantada dijo...

Estaremos contigo en ese tiempo si no los lo permites :)!!!

Bien por ti, ya se te extrañaba!

Besos

ccffaa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Organza dijo...

Niña de mi corazón!! Gracias!! Porque tu - aunque nos separen miles de kilometros & un chaquillo - eres parte de esa reconexión!! Miles de besos!!!

lolet dijo...

la canción le viene perfecta a tu relato

http://paltaypan.blogspot.com