10.31.2007

Berevere Criollo

El 31 lo festejamos con jipi japa pañuelo


Como bien lo decía la gran Chabuca Granda en su Flor de la Canela: “Déjame que te cuente limeño, déjame que te diga la gloria/Del ensueño que evoca la memoria, del viejo puente del río y la alameda”. Nadie como ella para recordarnos a través de su voz que cada 31 de octubre todo el salero blanco y rojo de un pueblo multicultural se fusiona en solo sentir: El día de la música criolla o de la canción peruana.

Pero, ¿Por qué tanto arraigo patriotero? Será que hoy pasé por una concurrida calle de la ciudad de Lima y pude ver el garbo con que se desplazaban los caballos de paso dirigidos por elegantes chalanes de poncho y lino. O tal vez me cautivó la magia con que una pequeña hacia volar su faldón al ritmo de una marinera norteña. Mientras que los pies de su acompañante seguían con destreza el galanteo del baile.

Era inevitable que los más de 200 cajones que repiqueteaban al unísono no me hicieran sentir orgullosa de haber nacido en esta tierra. De aroma a jazmín y procesión. Sentirme identificada con esa guitarra que presenta el preámbulo de un “Cariño bonito” del Zambo Cavero. De qué estamos hablando. Para los que no recuerdan – o desconocen – parte de la letra dice asi: “Donde se duermen tus ojos chinitos, Cariño bonito por donde andarás/ Duele tu ausencia cuando estoy solito /Cariño bonito ven, ven te quiero más”.

JARANA EN BARRANCO
Recuerdo las reuniones que se armaban en casa de mi tía en Barranco, uno de sus hijos sacaba el cajón, un primo la guitarra y literalmente “se armaba la jarana de rompe y raja”. Luego mi tío - chorrillano de pura cepa - declamaba sus poemas y cantaba su lindo: “Chorrillos, chorrillos, querido, querido”. Y cómo olvidar el himno que muchos compatriotas - a la distancia y con lágrimas - entonan a viva voz: “Y se llama PERÚ con P de patria, la E del ejemplo, la R del rifle, la U de la unión”

Particularmente, no soy partidaria de festejar ni la Fiesta de Halloween ni el Día de la Canción Criolla, y es más le rehuyo a cualquier salida esos día por la afluencia de gente en las discotecas y demás. Pero este año, prometo curarme de espanto y me animaré a ir a una peña, pedirme un pisco sour – nuestro trago de bandera – y desatarme en un festejo – de Cavero y Avilés - repitiendo: “Diez centavos de maíz, un pedacito de queso, agarro todito eso, y a todos los invito, Acurruncu Acurruncucú”.

*Siempre llevaré en la memoria el vals Hilda de los Embajadores Criollos. Siempre la leche con gotitas de te me sabrán a ella. “Fuiste Hilda tú mi tentación, fuiste Hilda tú la que dejaste en mi ser, honda desesperación”. TRA Mama Hilda!

6 comentarios:

Giancarlo dijo...

¡Viva el Perú, ...ajo!

Alberto Fernando Losario Rofelos dijo...

Saludos desde Chile...esperando que las tonteras se terminen de una vez y vivamos en harmonía.

P.D: Colega Organza por favor haz un titular sobre el caso de violencia contra imigrantes en España...tengo muchas cosas que opinar al respecto.

Organza* dijo...

Gianca! Y Qué viva chingón y mi supra dupra corazón encontrado =)! Besoa mi niño!

Organza* dijo...

Fer! Sii pues finalmente este mundo es una aldea global nada más que eso.. y próximamente tocaré el tema de la xenofobia! Gracias x la idea Euchh!!! Besos!!!

digler dijo...

a celebrar que el mundo se va a acabar...

eso si, nada de cantar el jipijai

Organza* dijo...

Chesss!! Bueno pero el Chacombo si ¿no? Mira que es el Zambo Cavero pss varón! Pensando.. jaaa!!

Besos